A las que hacemos lo mejor que no sale…

Felíz día para todas las que hacemos lo mejor que podemos, las que estamos aprendiendo y las que estamos “mas” cancheras; para la que tiene un hijo y la que tiene cinco pero se sienten igual de agotadas; para la que se encierra en el baño a llorar cuando no da más y para la que se anima a llorar enfrente del resto; para la culposa y para la que no se hace drama; para la que le pesa la mirada del resto y para la que le resbala “el que dirán”; para la que está al día con “Game of thrones” y para la que se vio todas las temporadas de “Paw Patroll”; para la ojerosa, desaliñada y que sueña con poder pintarse las uñas, y para la que está esplendida y nadie entiende cómo lo hace; para la que tiene una niñera por hijo y para la que no da basto ella sola; para la que trabaja 8 horas diarias, para la que trabaja medio día y para la que es ama de casa; para la que da el pecho hasta los dos años, y para la que no puede más y con lágrimas en los ojos (o no) le da una mamadera los dos meses; para la que lo hace dormir en el cuarto todas las noches y para la que no lo despega de su cama al lado de ella; para la que tuvo cesárea programada, la que tuvo parto natural, la que hizo 20 horas de trabajo de parto y la que tan solo 2, la que parió sin anestesia, la que lo hizo en su casa, la que pidió todos los calmantes que existen; para la que se lee todos los libros de maternidad y la que confía en su instinto.

Felíz día para todas ellas, no importa cuántas diferencias haya, lo que importa es lo que tenemos en común: el amor por nuestros hijos. ¡Felíz día mamá! Y tranqui, lo estás haciendo bien…

 

Texto: Verónica De Martini

 

mother-429158_960_720