¡Chau miedo al parto!

10 consejos para que le pierdas el miedo al día más importante de tu vida.

Por Verónica De Martini

baby-1531060

Foto: Pixabay

Es lógico, todo lo nuevo asusta. Y si bien estás llena de ansiedad por conocer la carita de tu bebé y te haces mil preguntas acerca de cómo y cuándo será ese día, lo cierto es que el miedo está, y a veces ¡muy presente! Y  no es solo un tema de mamás primerizas, las que ya tienen dos o incluso tres hijos también sienten miedo, porque  así como cada hijo es diferente también lo es cada parto. A medida que se acerca la fecha probable de parto el miedo se acrecienta y no te permite disfrutar de este momento que es maravilloso. Por eso te damos 10 consejos prácticos que te van a ayudar a disminuir el miedo al parto:

  • Informate con profesionales: no te dejes llevar por la experiencia de las demás, no todas las mujeres sentimos igual, lo mejor es informarte y vivir tu propia experiencia.
  • Practicá la técnica de pujo: cuanto más confiada estés con la forma de pujar más rápido y seguro será el momento del nacimiento de tu bebé, practicalo con tu partera o quien te dé el curso.
  • Respirá de manera pausada y tranquila entre las contracciones, de esta manera favoreces la relajación y la oxigenación.
  • Visualizá: enfócate en el nacimiento de tu bebé en cada pujo, hacé que el miedo pase a segundo plano.
  • Estate acompañada: el acompañamiento continuo de tu pareja o la persona que elijas para ese día, ha demostrado disminuir el miedo al dolor y darte confianza.
  • Create un ambiente familiar y conocido: podés llevar tu música favorita o tu perfume preferido y crearte un momento de armonía y bienestar en el momento del nacimiento.
  • Elegí la posición en la que deseás parir: existen múltiples posiciones y todas efectivas, practicalas y elegí con cual te sentís más cómoda.
  • Usá ropa cómoda que permita tu libre movimiento.
  • Los masajes en la zona lumbar y baños de inmersión son prácticas que te ayudan a disminuir las molestias del trabajo de parto.
  • Conocé con anticipación al equipo que te asistirá en el parto: no solo tu obstetra sino a la partera, y si podés ir antes a conocer la clínica y sala de parto aún mejor. El ver una cara conocida asistiendo el parto va a disminuir el miedo y te va a generar tranquilidad.

Experta consultada: Lic. Gabriela Pinto, MN 8421. Directora de Pariendo Feliz, Cursos de Preparación para el Parto.