¿Cómo limpio los juguetes?

Te pasamos algunos tips para limpiar los juguetes de tus hijos.

Por Verónica De Martini.

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Es inevitable, los chicos ensucian sus juguetes con comida, tierra, pasto y de repente lo ves a tu hijo que se lo lleva a la boca y tu mirada de mamá un toque obse empieza a ver miles de gérmenes que asaltan a tu bebé. ¿Un poco exagerado? Puede ser, pero lo cierto es que está bueno limpiar los juguetes cada tanto, aunque no es una tarea para nada sencilla.

Una buena opción es que tengas un contenedor para los juguetes sucios que esté fuera del alcance de tu hijo. Entonces si no podés lavarlo enseguida, es una buena manera de recordar lavarlo después.

La Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (AADEJA) nos dio algunos consejos que te pueden servir:

Peluches

La mayoría de los peluches vienen con una etiqueta de cuidado que está bueno leerla. No se recomienda meter en el lavarropas ninguno de los muñecos que tenga incluida una caja de música, tampoco los que ya estén muy viejos, los que tengan cintas, lentejuelas, botones flojos y accesorios.

Todos estos juguetes + los que dicen “sólo lavar a mano”, los lavás con agua y un detergente suave o el mismo shampoo para bebés. Sumergís un paño limpio y masajeas suavemente el juguete con movimientos circulares. No olvides limpiar bien el paño después y dejarlo secar al aire libre.

Juguetes de plástico, goma o silicona (sin pilas)

Lavado: con un chorrito de detergente en un balde o palangana y agregás agua tibia. Frotás el juguete con un paño suave o un cepillo de dientes viejo (buscá bien en tu casa que siempre hay alguno dando vueltas). Enjuagá bien con agua fría.

Desinfección: Rocías los juguetes con una mezcla 50/50 de alcohol y agua, dejás reposar durante un minuto, enjuagás de nuevo y ¡a secar!

Juguetes de plástico, goma o silicona (con pilas)

Lavado: obviamente no lo podés sumergir en el agua. Entonces mojás un paño en agua con jabón y lavás el exterior del juguete con cuidado de no humedecerlo cerca de la caja de la batería (las pilas las sacaste previamente al lavado). Ojo que hay que asegurarse  que no se forme humedad en los huecos entre las piezas móviles.

Desinfección: mezclás 50/50 de alcohol y agua en un recipiente y saturás el paño en la mezcla, escurrilo bien. Limpia sobre las partes “seguras” del juguete. Si bien el alcohol se seca rápido, podés limpiarlo para eliminar el exceso de humedad.

Muñecas con cabellos

Para el pelo se puede usar unas gotas de jabón líquido y masajear un poco si es que el pelo está tejido al cuero cabelludo. Si está pegado es probable que se caiga. Después lo enjuagás bien y a secar. Lo ideal sería que lo peines así no se enreda. Si el pelo está demasiado enredado dejalo toda la noche en una taza con agua. Y nunca uses secador de pelo.

Para eliminar marcas y manchas del cuerpo de la muñeca, creás una pequeña cantidad de pasta con aceite y bicarbonato de sodio. Con un hisopo de algodón aplicás en las manchas con un movimiento circular, luego lo enjuagás con un paño húmedo. Tené cuidado de no eliminar cualquier tipo de pintura que marque por ejemplo los rasgos faciales.

Para desinfectarlos hacés una mezcla 50/50 de alcohol y agua en una botella de spray y rocías los juguetes de pies a cabeza. Después de un minuto limpiás con un paño seco y ¡listo!, limpio y desinfectado.

Cuando las baterías se corroen

Cuando las baterías se corroen, el exterior está dañado y el ácido comienza a filtrarse en el compartimiento de la batería. Si no se elimina, inhibe la capacidad de las baterías para hacer un contacto adecuado con los terminales. El ácido también puede dañar cualquier cosa con la que entre en contacto.

Para limpiarlo bien eliminá las baterías dañadas y limpiate bien las manos. Usá guantes y con un paño suave o una toalla de papel limpiás suavemente la mayor cantidad de ácido seco posible. Después, con un paño suave humedecido en vinagre (también podés usar mezcla de agua y bicarbonato de sodio), frotás el paño en las zonas afectadas. Si notás una efervescencia no te preocupes ¡es normal! Simplemente es una reacción entre el bicarbonato y el ácido de la batería.

Si las áreas son pequeñas o difíciles de llegar podés usar un hisopo pero siempre cuidando que nada gotee en el dispositivo. Una vez eliminado el ácido, limpiás el área con un paño limpio humedecido con agua y lo dejás secar al aire completamente antes de volver  a usarlo.

Algunos tips más

Si estás en la calle podés usar toallitas de bebés para limpiar el juguete que se cayó.

Si sos de las mamás que prefiere estar libre de químicos, podés usar un limpiador al vapor y vaporizar los juguetes, corralitos, portabebés y sillas altas.

Lo ideal es limpiar los juguetes de los más pequeños de la casa una o dos veces por semana porque se lo llevan mucho a la boca y lo comparten con otros niños que hacen lo mismo. Los juguetes de los más grandes podés limpiarlos una vez por mes y los peluches hacerlo un par de veces al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *