Creemos el hábito de cepillarse los dientes

Hace tiempo que vengo insistiendo con el tema del lavado de los dientes. Es que estoy convencida (y así lo aseguran los especialistas), que el hábito de lavarse los dientes tiene que empezar desde la infancia, si no se empieza los problemas van a ir apareciendo año tras año.

Según un relevamiento del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires casi el 70% de los niños tiene caries, ¿no es mucho? De este porcentaje en la mitad se puede salvar el diente, pero la otra mitad ya necesita un tratamiento de conducto (levante la mano acá quién no tiene un tratamiento de conducto hecho?). Otro dato alarmante es que solamente el 2% de los chicos porteños acuden al dentista, ¿qué pasa padres? Sabemos que los chicos por sí solos no van a ir.

brushing-teeth-2103219_960_720

 

La marca GUM da algunos consejos que creo que están buenos:

Usar una pasta de dientes con sabor agradable y en pequeñas cantidades.

Que ellos también elijan su cepillo de dientes, ir a comprarlo juntos, si el cepillo de dientes le gusta va a tener más ganas de usarlo. Vos sí controlá que el que este eligiendo sea acorde a su edad para que entre bien en su boca.

Sé su ejemplo: lavense los dientes juntos! si sabemos que a los chicos les encanta copiarnos.
Encontrar el momento adecuado para generar el hábito. No le interrumpas el juego para ir a lavarse los dientes. Pero sí hacelo después de la cena o a la hora del baño.

Hasta  que puedan hacerlo solos y se acostumbren ayudalos vos. Podés dejar que primero se “cepillen” ellos y después vos haces una pasada bien hecha.

 

¡Y no dejes de llevarlos al control con el dentista!