¡Embarazadas al volante!

Atentis a las recomendaciones que tenés que tener si estás embarazada y seguís manejando por toda la ciudad como si nada. De plus: recomendaciones para cuando viajás con niños.

Por Geraldine Verczberger

woman-289315_1920

 Estar embarazada no impide que continúes con tu rutina diaria, pero si hay que ser más precavida. ¿Conducir es una de esas actividades en la que dudas si realizarla o no? El Licenciado Sergio Levin, Director del Centro de Formación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, aconseja:

1- La mujer embarazada debe saber y sentir que se encuentra cómoda detrás del volante. Si el tamaño de la barriga no le molesta.

2- Llevar y usar siempre el cinturón de seguridad, ya sea como conductora o pasajera. Si el cinturón está correctamente puesto, es decir entre los senos y lo más bajo posible sobre las caderas, no tiene por qué molestar o dañar al bebé.

3- En caso de que la gestación sea normal, puede conducir incluso el mismo día del parto, desde cuando las distancias sean cortas.

4- Consultar siempre con el médico. Conducir cuando existe el riesgo de parto prematuro y contracciones, no es recomendable.

5- Si piensa un viaje largo, no conducir más de 6 horas seguidas. Lo ideal es que pare cada hora  para estirar las piernas, dar un paseo y activar la circulación, y evitar así la hinchazón y el cansancio.

6- El mejor período para la conducción es entre las semanas 18 y 24.

8- Evitar realizar maniobras bruscas como acelerar y desacelerar constantemente. Eso puede provocar náuseas.

9- En caso de siniestro, no esperar. Se debe acudir al servicio de emergencia del hospital cuánto antes.

10- Después del parto, es aconsejable que esperar unas 2 o 3 semanas  para volver a conducir. Siempre seguir indicaciones médicas.

  El cinturón de seguridad es lo primero que hay que ponerse cuando se sube al auto. La banda pélvica o cinta horizontal nunca debe colocarse sobre el vientre (en caso de accidente la presión del cinturón provocaría daños al feto), la forma correcta es a la altura de las ingle, por debajo del abdomen, y la banda superior entre los senos.  Cabe destacar que el buen uso del cinturón de seguridad reduce las lesiones fetales graves en más de un 50%. No usarlo supone un mayor riesgo de expulsión o eyección con fallecimiento de la madre y el feto en caso de accidente.

  En cuanto a si se puede o no manejar durante el embarazo, Levin explica: “En estos nueve meses, hay dos periodos de alto riesgo tanto para la mujer como para el bebé: los primeros tres meses (cuando existe mayor riesgo por desprendimiento de placenta o rotura uterina, ya que apenas hay líquido amniótico), y durante el período más avanzado de gestación. Durante el segundo y el tercer trimestre los problemas más importantes son: desprendimiento de la placenta, hemorragia, rotura del útero y lesión directa fetal.”

¿Y si viajamos con niños?

  ¿Sabías que hay un Sistema de Seguridad Infantil? Son todos aquellos dispositivos que permiten que tanto chicos como adultos de escasa estatura puedan viajar de forma segura dentro de un vehículo. Usando correctamente un SRI se reduce en forma drástica el riesgo de sufrir lesiones graves e incluso fatales en caso de un siniestro vial. “Los niños no tienen las mismas proporciones físicas que los adultos. Su peso corporal está distribuido en mayor proporción en la parte superior de su cuerpo. El mejor lugar para colocar un SRI es el asiento trasero central, para protección en un choque lateral, siempre y cuando se cuente con el sistema de anclaje adecuado”, informa Levin.

  Un niño debe viajar en un SRI mirando hacia atrás hasta tener como mínimo un año de edad y pesar 10 kg. Las sillas en sentido contrario al de la marcha ofrecen mayor protección para la cabeza, cuello y columna del bebé que las sillas situadas en el sentido de la marcha. Se debe cambiar la silla para que mire para adelante cuando el bebé supere el peso máximo recomendado o la cabeza del niño sobresalga del respaldo.

Experto consultado:  Licenciado Sergio Levin, Director del Centro de Formación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (Ministerio de Transporte)