¡Hola dientes!

Por Verónica De Martini

La aparición de los dientes no es tarea sencilla: empiezan a salir entre los cinco y nueves meses y, por lo general, manifiestan distintos síntomas que producen mucha molestia: se inflaman las encías, aumenta su sensibilidad causándole malestar y dolor, además puede presentar fiebre, perdida del apetito y babear más de lo habitual. Por todo esto están más molestos, duermen mal y ¡nosotros agotados! además de que se nos estruja el corazón por verlos así. Por eso se nos ocurrió consultar acerca de esta etapa para que la podamos entender y acompañar de la mejor manera. Eso sí, a pesar de los malestares, la emoción de ver ese primer dientito asomarse no la vas a olvidar nunca más.

 

¿Cómo calmar el dolor?

  • Suaves masajes:con mucho cuidado y delicadeza, realizar masajes a las encías del bebé en forma circular con un dedo. Se puede hacer varias veces al día y el alivio será inmediato.
  • Mordillos: son especialmente recomendables aquellos que contienen líquido en su interior, para poder enfriarlos y que actúen como analgésicos. El uso de estos accesorios, a su vez, evitará que el bebé se lleve a la boca otros elementos que puedan hacerle daño.
  • Paños fríos: una buena opción es enfriar paños mojados para luego frotarlos suavemente en las encías o simplemente dejar que el bebé lo muerda.
  • Puré casero de frutas bien frío: puede resultar muy útil también pisar fruta fresca y refrigerarla en la heladera antes de dársela al bebé ya que produce un efecto analgésico y totalmente desinflamatorio.

¿Cuándo aparecen?

  • Dientes incisivos inferiores: entre los 5 y los 9 meses.
  • Dientes incisivos superiores: entre los 7 y los 11 meses.
  • Dientes laterales superiores: entre los 9 y 13 meses
  • Dientes laterales inferiores: entre los 10 y los 16 meses.
  • Primeros molares superiores e inferiores: entre los 12 y los 18 meses.
  • Caninos superiores e inferiores: entre los 18 y los 24 meses.
  • Segundos molares inferiores y superiores: entre los 24 y los 30 meses.

 

¿Los dientes salen siempre en el mismo orden?

En la mayoría de los casos sí. Pero en algunos casos (por ejemplo, con la salida de los dientes permanentes) puede suceder que haya un salto en la erupción y eso podría ser un signo de que el diente no existe o que está desorientado dentro de los huesos maxilares, complicando su salida.

 

¿Cuándo tengo que consultar si veo que no aparecen los dientes?

Es importante consultar cuando notamos que se extiende el tiempo de erupción de ese diente y ya han empezado a salir los que le siguen.

 

Muchas mamás cuentan que cuando están por salir los dientes sus bebés hacen mucha caca líquida, se paspan la cola, babean, están quejosos, lloran, tienen fiebre. ¿Esto es producto de los dientes? Algunos pediatras dicen que es porque les baja las defensas y por eso les pasan estas cosas. ¿Qué explicación hay?

 

Algunos pediatras aseguran que se debe a la baja de defensas del niño. ¿Cómo se explica? Las defensas y la saliva cambian su composición y cantidad para ayudar a que esa erupción se desarrolle lo más eficientemente posible. Por otro lado, el bebé se estresa por el dolor, lo que afecta directamente a las defensas y el estado de ánimo general.

 

¿A qué edad se hace la primera visita al dentista?

A los dos o tres años generalmente ya tienen todos los dientes y es fundamental que sí o sí se hagan un chequeo. Siempre se recomienda que acompañen a sus padres y hermanos mayores a las consultas para que vayan conociendo de que se trata, por ejemplo, sentarse con la madre en el sillón tiene que ser parte de aventura. En ese momento el odontólogo puede aprovechar a mirar sus dientes.

 

 

Experta consultada: GUM – Lucía Benites MN 31796