ICTERICIA, ¿qué es?

Hablamos con la médica pediatra Mariela Pires para que nos explique un poco más en profundidad.

Por Verónica De Martini

ICtericia 

¿Qué es?

La ictericia es la coloración amarilla de piel y mucosas, secundaria a la acumulación de pigmento bilirrubínico. La bilirrubina es un pigmento que proviene de la degradación de los glóbulos rojos; los bebés al nacer presentan un número mayor de glóbulos rojos del que necesitan, estos glóbulos excedentes se destruyen y liberan bilirrubina en sangre. Cuando los bebés tienen altos niveles de bilirrubina (hiperbilirrubinemia) aparece la ictericia: suele tener una progresión cefalocaudal, es decir que comienza en la carita y a medida que aumentan los niveles avanza a abdomen y luego hacia los pies”

 

¿Es común que la tengan los bebés?

“Sí, claro, es una afección muy común de los recién nacidos, y suele ser benigna. Alrededor del 60% de los recién nacido de término y del 80% de los recién nacido de pretérmino presentan ictericia durante la primera semana de vida”.

¿Hasta qué día después de nacido puede aparecer?

“Para responder esto debemos saber que existen diferentes tipos de ictericia: la mayoría de los recién nacidos tienen ictericia fisiológica (normal) por inmadurez hepática, que procesa lentamente la bilirrubina, esta es una situación muy frecuente y suele desaparecer dentro los 7 dias de vida. También podemos observar la ictericia asociada a la leche materna, producida por sustancias presentes en la leche que generan aumento de la concentración de bilirrubina al disminuir la eliminación a través de las heces, aparece luego del 7mo dia de vida, y suele mejorar entre la 3er y 10ma semana. Por otro lado, en la minoría de los casos, existe la ictericia patológica que puede presentarse dentro de las primeras 24 hs de vida, o durar mucho tiempo. Dentro de las causas de ictericia patológica tenemos la incompatibilidad de grupo y factor entre la mamá y el bebé, infecciones neonatales, hepatitis, alteraciones metabólicas, y atresia biliar entre otras”.

¿Cómo se trata?

“Si la ictericia es leve o moderada, es muy probable que el bebé regule por si solo el exceso de bilirrubina, sin necesidad de tratamiento. En estos casos es importante mantener al bebé bien hidratado, alimentarlo con regularidad para estimular las deposiciones, y expulsar la bilirrubina por medio de los intestinos con las heces.

Cuando la ictericia es importante, o no remite, es posible que el bebé precise luminoterapia: este es un tratamiento que consiste en exponer al bebé a una lámpara con una luz especial de alta intensidad que ayuda al organismo a eliminar el exceso de bilirrubina.

En ocasiones especiales, cuando la concentración de bilirrubina se encuentra en cifras muy elevadas se realiza un recambio de la sangre con una técnica especial llamada exanguinotransfusión”

Por último la Dra. Pires recomienda: si tu bebé está amarillito, lo primero que debes hacer es consultar con tu pediatra, con tranquilidad, sin alarmarse, porque en la mayoría de los casos la ictericia es transitoria y benigna. Mantenelo hidratado y ofrecele el pecho con mayor frecuencia, de esta manera no sólo lo alimentas e hidratas, sino que también estimulás la eliminación de estos pigmentos a traves de la orina y la materia fecal.

Experta consultada: Dra Mariela Pires, Médica Pediatra UBA-SAP, MN 129.936 MP 333.929, Instagram: cekids.consultorios, Facebook: Dra Mariela Pires-Cekids