Mitos del embarazo

Con la ayuda de una especialista develamos los mitos y verdades entorno al embarazo

Por Verónica De Martini

Foto: Norma Saénz Fotografía

norma-large

Te quedaste embarazada y un aluvión de prohibiciones, recomendaciones y recetas caseras se te vinieron encima. Algunas son viejas historias de abuelas y otras nuevas. #Esdemamá habló con la Dra. Voto quien nos explicó una por una y descubrimos cuáles son mitos y cuáles verdad.

“Las primeras semanas y las últimas del embarazo no se recomienda tener sexo” MITO. Al contrario, en las últimas semanas sugerimos que tengan relaciones y que caminen porque eso genera contracciones y esto ayuda a la dilatación. Siempre decimos que lleven vida normal, salvo que surja algún síntoma fuera de lo común que requiera reposo o realizar algún tratamiento.

“No está bueno meterse en la pileta en el tercer trimestre porque si rompes bolsa no te enterás

MITO. Lo que no se aconseja es baños de inmersión prolongados y de aguas termales o muy caliente, pero a la pileta puede meterse, por periodos cortos  y si llega a romper bolsa lo puede distinguir, porque así sea una fisura de bolsa la perdida es continua.

“El único deporte que se puede hacer durante el embarazo es caminar y nadar”  MITO. Lo no que no pueden realizar son deportes extremos, como por ejemplo Crossfit. Esto es porque cuando uno hace deporte, la sangre va al músculo por ende disminuye la que va a la placenta. Se puede hacer bicicleta leve, teniendo cuidado de no caerse, pueden nadar, hacer acqua gym. Correr no conviene, pero pueden hacer cinta. Yo recomiendo que hagan gimnasia para embarazadas, nada extremo y actividades dirigidas que ayuden a elongar, respirar.

“En el primer trimestre no hay que barrer, ni levantar peso, ni estirar los brazos mucho para arriba (para tomar algo de un estante en altura por ejemplo), porque se puede producir un aborto”

MITO. Lo que no se pueden realizar son abdominales, ya que pueden producir una amenaza de aborto. Pero el resto de las actividades como barrer y hacer compras, con sentido común y responsabilidad se pueden realizar siempre y cuando sean movimientos leves y no impliquen levantar mucho peso.

La forma de la panza determina el sexo del bebé”

MITO. No está científicamente comprobado

“El modo en el que se desarrolla el parto es hereditario. Es decir, si tu mamá no dilató lo más seguro es que vos tampoco lo hagas”

 MITO. De hecho un embarazo es diferente a otro en una misma mujer. Pudo haber tenido un parto divino en el primero y en el segundo el bebé no bajó, y es la misma persona.

“Los estímulos externos harán a la personalidad del bebé: si le ponés música, si la mamá se rió mucho durante el embarazo, o si estuvo tensa y estresada, hará que el bebé sea igual al nacer”

MITO. Se recomienda que la mujer no esté estresada, por lo general el estrés de la madre puede presentar alguna repercusión en el bebé, porque lo pueden percibir. No harán a la personalidad, pero si pueden afectar de alguna forma al bebé a través de los estímulos.

Está comprobado que el último trimestre el bebé que tiene desarrollada la audición escucha si le ponen música, o reconoce las voces si le hablan.

Está bueno que el papá que tiene la voz más grave le hable, porque le da seguridad cuando el bebé nace.

“Los antojos son la falta del nutriente de tu bebé

MITO. El antojo es un mimo a la mamá.

“Si te pica la panza es porque el bebé es peludo

MITO. Dicen también que los pelos del bebé le trae acides a la mamá. Si  les pica la panza puede ser por el estiramiento de la piel.

Está prohibido teñirse el pelo

VERDADERO. Lo que es levemente tóxico es el amoníaco que tiene la tintura. Dicen que es mínima la posibilidad, pero yo recomiendo teñirse después de las 20 semanas, pero preferentemente que lo hagan tono sobre tono. Lo ideal es que durante todo el embarazo utilicen tinturas sin amoníaco.

“El primer embarazo siempre es largo y se atrasa”

VERDADERO. Todo embarazo puede esperar hasta la semana 41 que es una más de la que idealmente debería nacer el bebé. Por estadística, los primeros embarazos llegan por lo menos a la fecha probable de parto y en muchos casos llegan a la semana 41.

Geraldine Voto es obstetra y docente, colaboradora de obstetricia en la Facultad de Medicina de la Fundación Barceló (Av. Las Heras 2191. Tel. 4800-0200 www.barcelo.edu.ar)