Mitos y verdades de la cirugía de párpados

 

Hoy se celebra el día Mundial de la vista, y hablamos acerca de la cirugía de párpados que sirve para cuidar y mejorar la visión y el aspecto de nuestros ojos.

beautiful-2315_960_720

Acerca de la cirugía de párpados, Soledad E. Rosenfeld, directora médica de Cirugía Plástica Olivos, explica que puede ser una intervención estética o reparadora, ya que permite mejorar el campo visual y la pesadez. A continuación, mitos y verdades sobre esta operación recomendada para diversas patologías o condiciones:

 

– “Tiene un posoperatorio doloroso”.

FALSO. El posoperatorio conlleva inflamación y presencia de moretones en la primera etapa, pero no genera dolor.

 

– “La cirugía de párpados puede asociarse con otras técnicas de rejuvenecimiento”.

VERDADERO. Al ser una intervención sencilla, de poco tiempo de duración, suele asociarse a otros procedimientos como corrección de arrugas o surcos, levantamiento de cejas o lifting.

 

– “Luego de la cirugía deben usarse gotas en los ojos por 15 días”.

VERDADERO. A pesar de no trabajar sobre el globo ocular sino sobre el párpado, durante los 15 días posteriores a la intervención deben utilizarse gotas oftalmológicas con antibióticos, descongestivos y lubricantes.

 

– “Al tercer día postoperatorio el paciente puede reanudar sus actividades laborales”.

VERDADERO. Con maquillaje, pantalla solar y gafas de sol para evitar la exposición solar de los moretones, pueden retomarse las actividades cotidianas con normalidad a partir del tercer día posterior a la cirugía.

 

– “La intervención deja una cicatriz visible”.

FALSO. Las cicatrices quedan camufladas en el pliegue del párpado superior y en párpado inferior no quedan cicatrices externas.

 

– “Es una cirugía ambulatoria”.

VERDADERO. Es un procedimiento que se realiza con anestesia local y sedación, y no requiere días de internación.