Muñeco de apego

¿Es necesario? ¿Cuál es su función realmente? Estas y otras preguntas  nos responden dos especialistas para que no te quedes con ninguna duda al respecto

Por Verónica De Martini

Foto: Corazón de Algodón

Foto: Corazón de Algodón

Escuchaste hablar del muñeco de apego mil  veces, y seguramente hasta te regalaron uno para tu hijo, pero ¿sabés por qué es importante? ¿cuál es su función? Entrevistamos a dos especialistas, Miriam Goldstein, Directora General de Agrupate (Asesoramientos Pedagógicos Educativos y Recreativos), y a Natalia Acuña, fundadora de Koneko, un emprendimiento que crea diseños a mano para bebés y niños:

¿Qué es un muñeco de apego? ¿Por qué es importante?

El muñeco de apego es un objeto que acompaña al niño, la función que cumple es suplir ciertas funciones de la madre al momento de su ausencia. Si bien no es absolutamente necesario, este objeto tiene un lugar relevante ya que genera placer, por eso la necesidad de tener consigo en muchos momentos. El muñeco le permite al niño construir un área intermedia entre él y la realidad, entre él y otra persona. Lo importante como padres es tener en cuenta que aquellos chicos que lo utilizan transcurren por un curso natural que es sano y forma parte de un proceso absolutamente evolutivo.

¿A qué edad aparece el muñeco de apego?

Generalmente comienza a aparecer con la separación de la díada mamá- bebé. Esto suele darse cuando el bebé comienza a reconocerse como un individuo diferente, el objeto de apego le brinda la posibilidad de simbolizar la ausencia de su mamá, empezar a entender que las mamás van y vienen y que no están todo el tiempo para ellos. Este objeto entonces es el que les brinda seguridad y confianza.

¿Cómo lo elegimos?

Los chicos pueden sentir apego hacia cualquier objeto. Sin embargo, si queremos ofrecerle uno, éstas son algunas cosas que debemos tener en cuenta: su color, tamaño, forma, olor, textura, esas particularidades es lo que se fija en la memoria del bebé y es por eso que muchas veces desean tenerlos cerca aún cuando son un poco más grandes.

¿Cuándo es momento de dejarlo?

El niño decidirá cuando dejarlo o quizás cuándo transferir eso en otro objeto, es un proceso natural. Esta conducta puede perdurar hasta los 5 o 6 años cuando el niño ha adquirido mayor control de los miedos de abandono, comienza a ser más independiente e inicia su vida social.

¿Estás pensando en comprar uno? Te dejamos un pequeño catálogo de los que más nos gustaron a nosotras: