Niños: cómo cuidar sus cepillos de dientes

Seis simples tips para cuidar el cepillo de dientes y que lo vayan aprendiendo desde chicos

unnamed

 

 Cambiales el cepillo cada 3 meses: La vida útil de un cepillo de dientes es de tres meses, por lo que se recomienda cambiarlo cuando este período de tiempo se cumpla o antes en caso que las cerdas se abran. Una forma efectiva de acordarse, es hacerlo al comienzo de cada estación del año.

Cambiales el cepillo post-enfermedad: Muchas enfermedades se transmiten a través de fluidos corporales, es por eso que es necesario aislar el cepillo de dientes del niño enfermo  porque puede funcionar como vehículo de bacterías hacia los cepillos de los hermanos. Además si lo cambias evitás cualquier tiop de bacteria que pueda haber quedado entre las cerdas.

 Limpiarlo después de cada uso: Al terminar con el cepillado, es muy importante eliminar los restos de alimentos, pasta dental o bacterias que quedan en él.

 Guardarlo correctamente: En muchas casas es habitual colocar los cepillos de todos los miembros de la familia en un mismo vaso. Esto no tiene porqué causar problemas, siempre y cuando los cepillos estén lo suficientemente separados para que no se transfieran bacterias entre ellos.

No compartir el cepillo: En la boca es posible encontrar grandes cantidades de bacterias, como por ejemplo las causantes de las caries o enfermedades periodontales (enfermedades de las encías), por eso hay que enseñarles desde chicos a no compartir los cepillos de dientes.

Trasladarlo correctamente: Al transportar un cepillo de dientes es necesario llevarlo en un estuche que cubra el cepillo completo o por lo menos las cerdas con un capuchón. El estuche debe estar limpio y seco. ¡Atentis cuando se quedan a dormir en lo de la abuela o si llevan el cepillo en la mochila al colegio!

 

Asesoró: Sunstar GUM Americas