¡No te quemes!

Embarazadas y niños tienen que tener un especial cuidado este verano

Por Verónica De Martini

beach-682159_1920

Los días de calor y pileta son cada vez más frecuentes, y sí, a todas nos encanta vernos quemadas y sentimos que la ropa nos queda aún mejor. Y ver a nuestros hijos felices chapoteando en el agua es algo que nos enamora. Peroooo no por eso tenemos que descuidarnos ni descuidarlos, pasarla bien y cuidar la salud es 100% compatible.

El sol nuestro amigo

El sol permite la síntesis de vitamina D y brinda beneficios en el estado de ánimo. Se deben respetar los ritmos circadianos que constituyen el reloj biológico humano y por eso 7 o 10 minutos del sol al día son necesarios para tener un buen descanso porque el sueño y la vigilia están asociados a los estímulos de luz que el cerebro asocia con una mayor actividad fisiológica.

Hasta acá todo divino, perooo hay que recordar que las exposiciones descontroladas a

las radiaciones solares causan efectos realmente dañinos en la piel, especialmente en niños y embarazadas. El sol, sin la protección adecuada produce envejecimiento prematuro y puede causar manchas, lesiones premalignas y malignas, el bronceado no es saludable.

Atención embarazadas

Durante la gestación aumenta el riesgo de pigmentación de la piel y es muy importante extremar las medidas:

  • Usá fotoprotectores de amplio espectro
  • Usá ropa adecuada, sombreros de ala ancha, anteojos con protección para UV
  • Reducí al mínimo la exposición a los rayos UV
  • Ante cualquier duda siempre consultá al especialista.

¿Y los chicos?

Enseñarles desde chicos los efectos tantos buenos como malos del sol y la importancia del protector solar, es la mejor manera de educarlos en buenos hábitos y prevenir el cáncer de piel. ¿Sabías que en los chicos el sistema natural de protección no está desarrollado? Por eso en ellos el daño solar es máximo y acumulativo. Con lo cual una adecuada protección hoy disminuye el riesgo de desarrollar cáncer el día de mañana.

Más allá de que les pongamos restricciones en el horario de pileta, lo cierto es que los chicos se la pasan jugando y están mucho tiempo a la exposición solar. De hecho algunos estudios indican que a los 18 años una persona ya se expuso al 80% del total de las radiaciones solares que recibirá toda su vida.

Así que más allá de la pileta, ponele protector solar varias veces en el día para que esté protegido también mientras juega.

 Experta consultada: Dra. Rosi Flom, dermatóloga, miembro internacional de la Academia Americana de Dermatología, miembro titular de la Sociedad Argentina de Dermatología. www.drarosiflom.com