Preeclampsia

La preeclampsia es un trastorno hipertensivo grave, caracterizado por aumento de la presión arterial y proteinuria, que se manifiestan luego de las 20 semanas de gestación y hasta 12 semanas posteriores al parto. Por lo que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente, ya que en casos severos pone en peligro la vida del bebé y de la madre.

No es hereditaria, la aparición de este cuadro no puede prevenirse. Peroooo el control prenatal periódico y oportuno permite detectar hipertensión en forma precoz y realizar el tratamiento médico en los casos que lo requieran. De esta forma, las complicaciones severas muchas veces pueden ser anticipadas.

Por eso es muy importante que hagas el control prenatal periódico, con toma de presión arterial y curva de ganancia de peso de la embarazada (no importa si es tu tercer hijo y te sentís más canchera y que ya lo sabés todo)

También, es importante que ante la presencia de factores de riesgo (Hipertensión arterial previa al embarazo, sobrepeso, tabaquismo, preeclampsia en un embarazo previo, edad menor a 20 años o mayor a 35 años), tu obstetra te brinde consejos acerca de la alimentación, y que te transmita los signos de alarma.

preeclampsia

¿Qué pasa si ya lo tuve en un embarazo?

En el segundo o posteriores embarazos, el riesgo de desarrollar nuevamente preeclampsia es de un 60 por ciento.

En efecto, haber tenido antecedente de preeclampsia es un factor de riesgo para volver a desarrollarla, sin embargo, las mujeres que hayan padecido la enfermedad son especialmente vigiladas en un nuevo embarazo desde el inicio para, conociendo la tendencia, prevenir que se desarrolle nuevamente.

Por tanto, si has padecido preeclampsia en un primer embarazo no significa que necesariamente vuelva a pasar.

Experta consultada: Dra. Natalia Fernández Peri, Co-Subdirectora Médica de IVI Buenos Aires