Recién Nacido: ¿cuáles son los primeros cuidados?

Sueño, el cuidado de la piel, cordón umbilical, el baño, te pasamos algunos tips rapidos y practicos que tenés que saber de los recién nacidos.

  • Sueño: Los bebés necesitan dormir y descansar para crecer fuertes y saludables. El sueño está vinculado a la rutina y a los hábitos. El recién nacido duerme unas 18 horas diarias en promedio, y a medida que crece, se reduce esa cantidad.

El sueño depende del ambiente y las condiciones en las que se encuentre, si está en un ambiente cómodo, silencioso y oscuro, sólo despertará por hambre o por estar mojado. Para evitar que su sueño se interrumpa por estar incómodo con un pañal mojado, es importante usar un pañal que garantice alta absorción y retención del líquido antes de acostarlo a dormir.

 

  • Piel: La piel es el mayor órgano sensorial del bebé. Su delicada piel debe ser sumamente protegida, sobre todo en días de más calor, pues puede sufrir de alergias, dermatitis e inflamaciones leves que podrían estar asociadas con la sudoración y la humedad.

El pañal juega un rol muy importante porque ofrece a los bebés suavidad y sequedad, pero también les ayuda a mantener su piel fresca, ya que permite el flujo de aire a través de su piel.

Elige un pañal que ofrezca un indicador de humedad que cambia de amarillo a azul y que indica cuándo es hora de un cambio.

 

  • Cordón umbilical: Cuando le cambies el pañal a tu bebé limpia muy bien la base del cordón cerca del ombligo para eliminar la suciedad acumulada. No pienses que lo lastimarás, porque no hay terminaciones nerviosas en el cordón.

Evita que los pañales rocen el cordón umbilical. Utiliza pañales especiales para recién nacidos que vienen con un recorte que rodea al cordón que le permite mantenerlo seco y expuesto al aire.

Permite que el cordón se airee. Esto ayudará a que se cure y se seque más rápido. También permite que se caiga solo. Si notas que el cordón está rojizo, hay supuración o líquidos amarillentos, consulta al pediatra.

  • Baño: Bañar a un recién nacido 2 o 3 veces a la semana es probablemente suficiente, siempre que mantengas el área del pañal limpia y laves sus manos, cuello y rostro varias veces al día. El baño en bebés mayores puede ser necesario todos los días, ya que es parte de la rutina de la hora de dormir y una excelente idea para que se relaje y descanse en la noche.
  • Uñas: Así de pequeñitas como son, las uñas de tu bebé crecen sorprendentemente rápido y es posible que se las debas cortar hasta dos veces a la semana. Mantenerle las uñas cortas y suaves evita que se rasguñe.

Cortarle las uñas cuando está moviéndose mucho es difícil, así que el truco es esperar a que se duerma. Asegúrate de permanecer en calma durante el procedimiento y todo saldrá bien.

Y ojo que no se las podes cortar durante el primer mes!

Vacunación: Los niños necesitan que sus sistemas inmunológicos estén listos para protegerlos de virus del medio ambiente. Los bebés están en mayor riesgo, por lo que necesitan las inmunizaciones antes de cumplir 2 años.

Consulta con tu médico en cada visita para asegurarte de que tu bebé esté actualizado con las últimas vacunas. También revisa tu propio estado de inmunización porque no quisieras enfermarte o contagiarlo.

Además de estos consejos, la mayoría de los pediatras te pedirán que vayas con tu bebé dos o más veces durante las primeras semanas para monitorear el desarrollo del recién nacido. Estas visitas ayudan a garantizar que todo está en marcha y que tenga un sano y feliz desarrollo.

Asesoró: Pañales Pampers