¡S.O.S  Estrías!

Te esperabas un poco más de celulitis con el embarazo, pero con el crecimiento de tu panza, una nueva “amiga” llegó, ¿para quedarse?

Por Verónica De Martini
belly-1434852_1920
En la panza, en las lolas, en la entrepierna… sin previo aviso las estrías empezaron a aparecer. Es algo lógico: durante el embarazo, la piel se puede estirar ¡hasta diez veces más! Y ahí es donde nacen estas nuevas compañeras. Hablamos con la Dra. Adriana Szapinka, Directora de Biozone, para que nos aclare todas las dudas. Mientras más conozcamos del tema, mejor podremos tratarlo.

¿Qué son exactamente las estrías?
Las estrías son un daño irreversible que sufre la piel al romperse la fibra elástica. Aparecen como consecuencia de cambios en la elasticidad del tejido que se encuentra justo debajo de la piel. Podemos pensar la fibra elástica de la piel como una gomita elástica… tiene la capacidad de estirarse y expandirse y luego contraerse, pero si se la estira demasiado, se rompe.
Al principio tienen una coloración rosada, roja o bordó, pero con el tiempo se van volviendo más claras, como blanquecinas, ya que la pigmentación se desvanece, pero nunca desaparecen por completo.

¿Por qué aparecen durante el embarazo, y cuáles son los sectores más comunes?
Aparecen con mayor frecuencia en el abdomen, al final del embarazo, cuando la piel de esa zona se expande rápidamente para alojar al bebé. A algunas mujeres también les aparecen en las nalgas, los muslos, la cadera y los pechos.
Algunas investigaciones sugieren que la genética tiene mucho que ver. Es decir, si a tu madre le salieron estrías durante el embarazo, lo más seguro es que vos también las tengas. Aunque su aparición también puede depender de la rapidez con la que el abdomen se expanda durante la gestación. La piel es muy elástica, pero el aumento de peso a veces genera la ruptura de la fibra elástica.

Si no me salieron durante el embarazo, ¿pueden salirme después?
Sí, debemos recordar que las estrías pueden aparecer debido a cambios bruscos, tanto en la expansión de la piel (crecimiento de la panza, pechos y caderas) como en la contracción de la misma. Es decir cuando la piel intenta volver a su lugar.
Deberíamos continuar utilizando crema antiestrías para embarazadas durante 2 o 3 meses después del parto, hasta que la piel vuelva a su estado natural.

¿Cómo las podemos prevenir?
Hay tres consejos importantes:
1. No aumentar más del peso recomendado por el médico en el embarazo y además, tratar de subirlo lentamente, no todo de golpe.
2. Las cremas antiestrías para embarazadas son de gran ayuda ya que cuentan con sustancias que favorecen la formación de fibras elásticas y de colágeno, y tienen activos reparadores.
3. Beber mucha agua. Al ingerir agua hidratamos la piel desde el interior y favorecemos su elasticidad. Además, beber agua es esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

¿Existen tratamientos para eliminarlas?

Una vez que la piel se rompe, la estría no desaparece, pero aún así podemos ayudar a reducir su apariencia. Lo que logramos con los tratamientos es atenuarlas y disimularlas. Si las estrías son rojas, tenemos una gran posibilidad de desaparecerlas por completo. Si son blancas, se mejoran entre un 50% a 70% respecto de su profundidad y extensión.

Algunos tratamientos para reducir estrías

Todos los tratamientos deben comenzar una vez transcurrido el embarazo, y finalizada la etapa de lactancia. ¿Qué tratamientos existen?

Peeling físico: se puede realizar una microdermoabrasión con punta de diamantes o con microcristales de hidróxido de aluminio. Este procedimiento remueve las capas superficiales de la piel y estimula la regeneración de la misma. Es una exfoliación rápida que produce un recambio de las células y produce una mejora relativa de la apariencia de las estrías.

Peeling químico: se realiza con distintos tipos de ácidos y producen el mismo efecto que el peeling físico: ácido retinoico, glicólico, salicílico y tricloracético.

Plasma Rico en Plaquetas: es la aplicación intradérmica de un complejo derivado del plasma obtenido del propio paciente. El procedimiento contribuye a restablecer el metabolismo y la funcionalidad cutánea deterioradas. Se aplica dos o tres veces al año, y a los 20 o 30 días ya se ve la mejoría.

Más info: www.romedicalart.com , www.ezequielchouela.com.ar , www.dravilaechague.com.ar


Hablemos de tecnologías

Biozone: usan el Láser CO2 fraccionado que es un láser para tratar cicatrices y estrías ¡es como hacerse 20 peelings químicos juntos! En los 6 meses siguientes a la sesión se van rellenando de manera paulatina las estrías, de adentro hacia afuera debido a la activación de colágeno del propio cuerpo. Se necesitan de 1 a 3 sesiones cada 30 días y podés conseguir promociones de dos sesiones por $10000. Más info: www.biozone.com.ar

Centro de Estética Libelle: usan el láser Harmony Pro que tiene un cabezal que produce “micro heridas” en las estrías sin alterar el tejido de alrededor produciendo la reparación de los tejidos con formación de nuevo colágeno. A medida que se reorganiza este colágeno nuevo, la piel se fortalece y mejora su textura. Se recomiendan de 2 a 4 sesiones cada 30 días con un costo por sesión de $3500 aprox. Posteriormente te tenés que seguir cuidando con protector solar y cremas que la Dra. misma te indicará. Más info: www.libellestetica.com.ar

 

Expertos consultados:

Dra. Adriana Szapinka, Directora de Biozone, Centro de Estética. Especialista en Medicina Estética y de antienvejecimiento. MN 63.378

Dra. María Rolandi Ortiz, cirujana médica especialista dermocosmiátrica, Directora de Ro Medical Art.

Dr. Ezequiel Chouela, dermatólogo de la SAD, Director del centro Ezequiel Chouela.

Dra. Agustina Vila Echagüe, miembro de la SAD, miembro de American Sociey for Láser in Medicine and Surgery, miembro de CILAD (Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología)