Ser celíaco

¿De qué trata? Conocé los beneficios de afrontar la enfermedad adecuadamente.

Por Ana Paula Queija y Verónica De Martini

pixabay celiaco

Cada vez más en las góndolas de supermercado, en las etiquetas de los productos y hasta en los menúes de los restaurantes podemos leer la frase “Sin TACC”, y tal vez el hecho de que algún conocido haya descubierto que es celíaco empezó a hacerte sentir que la cosa viene en serio y tenés que prestar atención.

La Celiaquía afecta a 1 de cada 140 habitantes, y tratarla desde que son niños tiene múltiples beneficios.

Hablamos con la Dra. Marisa Sallaberry, Gastroenteróloga Infantil, quién nos resolvió todas nuestras dudas para aprender mejor sobre esta enfermedad.

La celiaquía desde el nacimiento

Lo primero que tenés que saber es que la celiaquía es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por una inflamación crónica del intestino delgado como consecuencia de consumir gluten que es una proteína vegetal que se encuentra en los alimentos que contiene trigo, avena, cebada y centeno (¡de ahí el término “TACC”!). Tiene un alto componente hereditario y no se cura, peeerooo al hacer la dieta se revierte el daño intestinal en su totalidad.

Por lo general se detecta en el primer año de vida pero también en los diferentes cambios en el desarrollo (por ejemplo en el paso de la niñez a la adolescencia). También puede detectarse después de un cuadro infeccioso, y muchas mujeres son diagnosticadas luego de un embarazo.

¿Soy celíaca? ¿Mi hijo es celíaco?

El diagnóstico se realiza con la historia clínica del paciente, se hace un examen físico, laboratorios de anticuerpos específicos, estudios genéticos y biopsias endoscópicas múltiples.

Pero por supuesto que existen síntomas que pueden llamarte la atención: diarrea, distensión abdominal, desnutrición, dolor abdominal recurrente, mal progreso de peso y talla. También hay constipación, vómitos, anemia, calambres, erupciones en la piel, cansancio habitual, depresión, irritabilidad, infertilidad y dolor de cabeza. De hecho se dice que es una enfermedad “camaleónica” ya que con todos estos síntomas muchas veces se la confunde con otras enfermedades.

Por supuesto que de diagnosticarse celiaquísmo el paciente deberá realizar controles periódicos de por vida. La buena noticia es que no es necesario tomar medicamentos, sino que con una dieta adecuada donde se suspende el TACC se puede ser una persona completamente sana.

Niños celíacos

Muchas mamás tienen miedo acerca de cómo esta enfermedad puede afectar el crecimiento de sus hijos. Y lo cierto es que si los niños hacen la dieta de forma estricta y responsable, no tendrán ningún tipo de carencia o alteración en su desarrollo, de peso, talla, ni en su intelecto.

La responsabilidad está también en nosotros, los padres, debemos ocuparnos de que nuestro hijo no olvide su dieta y pueda llevarla a cabo en cualquier lugar. Una buena idea es les des una lista a las otras mamás del jardín para que tengan en cuenta qué puede comer tu hijo en los cumpleaños, por suerte hoy día el mercado ofrece bebidas y golosinas libres de gluten.

Para la Dra. Sallaberry la mejor ayuda que le podemos dar a un niño celíaco es la concientización y el apoyo de las personas de su entorno: padres, parientes, amigos, escuela. Es muy frecuente que por ejemplo muchas familias saquen el TACC de la alimentación familiar y así evitar la contaminación. Es importante tener en cuenta que el hecho de que vos o tu hijo sean celíacos no significa que el resto de sus hermanos lo vayan a ser. Así que tranqui, tu hijo o vos pueden ser celíaco y llevar una vida linda y sana como cualquier otro.

Asesoró: Dra. Marisa Sallaberry, Gastroenteróloga Infantil, M.N. 89996