“TENEMOS QUE APRENDER A ENFRENTAR EL ESPEJO Y ACEPTARNOS” – VALERIA MAZZA

Mamá de cuatro chicos, sigue luciendo radiante y espléndida como siempre. Nos cuenta de su amor por la maternidad desde chica, de los valores que debemos inculcar a nuestros hijos y de cómo aceptarnos como mujeres.

Por Verónica De Martini

img_8863

Valeria Mazza en una charla en el Posibl. Day Foto: Gentileza Prensa

Bajo el concepto “Un día para mover el mundo” Posibl. presentó el Posibl. Impact Day con el auspicio institucional de Naciones Unidas. Un ciclo de charlas gratuitas en el Village Recoleta con más de 30 speakers para compartir ideas, iniciativas y experiencias para construir el mundo del futuro. Valeria Mazza, embajadora de Posibl., y madre de cuatro hijos, se tomó un rato para charlar con #Esdemamá acerca de la maternidad, la mujer y cómo lograr el cambio como padres educadores.

¿Cómo te parece que debemos motivar a nuestros hijos al cambio medioambiental y social?

En medioambiente los chicos son los que más nos enseñan a nosotros porque, gracias a Dios, empiezan a generar hábitos saludables mucho más que nosotros. Pero sí, podemos enseñar desde las pequeñas cosas del reciclaje , de no malgastar el agua, de cuidar los recursos naturales. Y después uno como padre me parece que enseña valores, valor al respeto. Yo siento que antes como que estaba todo mucho mas claro, cuando nosotros éramos chicos esto estaba bien, esto estaba mal , esto era bueno, esto era malo, una cosa era blanca y otra era negro; hoy hay muchísimos grises y me parece que hay cosas donde no puede haber confusión y que son los valores.  Y  el respeto por ejemplo me parece fundamental, el valor de la solidaridad, el valor de la familia, el valor de la amistad, son cosas que creo que se transmiten dentro del ámbito familiar y son fundamentales

Y con respecto a las mujeres, nos encanta la moda, el maquillaje, las cremas…

Yo creo que el buen uso de la moda, o de lo que está de moda empodera a la mujer, porque una mujer que se siente linda se siente segura y eso te da otra impronta ante la vida y lo que quieras hacer. ¡Me  parece fantástico! Hace tres años que estoy trabajando en la universidad de Palermo dando un curso de modelos (pero en realidad no todas quieren ser modelos), pero esta bueno porque esto empodera a la mujer y yo digo que el primer ejercicio que tienen que hacer es con el espejo, ¿no? Tenemos que aprender a enfrentar el espejo, que al principio no es fácil, pero enfrentarlo  y decir “bueno” y aceptarnos;  porque nosotras somos las que más nos castigamos, y nos castigamos a nosotras mismas y castigamos a las demás mujeres. Creo que uno tiene que aprender a aceptarse, aprender a quererse, aprender a mimarse, y tenemos que  encontrar el tiempo para dedicárnoslo, ¿no?

Como madres cuesta más…

Es que las mujeres somos madres, somos profesionales, somos amigas, somos mujeres, somos multirubro. Yo creo que es una capacidad muy femenina, los hombres no tienen esta capacidad de diversificarse tanto , entonces las mujeres sí. Y en esto por ahí de diversificarnos tanto nos olvidamos de lo más importante que somos nosotras, si nosotras queremos dar lo mejor de nosotras tenemos que estar bien nosotras, entonces tenemos que aprender a dedicarnos tiempo y bueno, a lo mejor el tiempo es dedicarte tiempo para verte más linda.

¿Qué es lo que más disfrutas de la maternidad?

Bueno, todo. Yo desde que tengo uso de razón siempre quise ser madre, con lo cual yo disfruto, disfruto muchísimo, me parece que es un desafío enorme que tenemos, es un desafío enorme pero lindísimo el de educar. Cuando yo soñaba con ser mamá me imaginaba con el chupete, la mamadera, la teta, el no dormir, la noche, la cuna, y toda esa parte es maravillosa. Porque si bien es mas física y estás mas cansada porque no dormiste y todo, pero después te das cuenta de que a medida que van creciendo, disfrutas, vas disfrutando de ese ser que se va creando que tiene tantas cosas tuyas de tu marido, que te gustan mas, que te gustan menos, pero como se ve reflejado todo el tiempo que vos ponés ahí es maravilloso ; y después cuando son mas grandes, son adolescentes, yo tengo uno que va a terminar el colegio ahora, tiene 17 años, entonces cuando ya son adolescentes desearías volver a la cuna, a la teta, a la mamadera, porque prefiero estar sin dormir porque llora que estar preocupada porque no llega.

Llevás un año como embajadora de Posibl. ¿qué te enseñó?

Creo que lo más maravilloso de Posibl es poder conocer diferentes problemáticas y también conocer a un montón de gente que hace tanto por diferentes causas.  Y eso es super enriquecedor porque vos decís “bueno, mirá como abordaron este tema desde este lugar”, “mirá lo que esta haciendo esta otra persona”, entonces esta buenísimo sentirse que uno tiene la posibilidad de poder colaborar, aportando un lugar donde les va a dar visibilidad, donde a lo mejor puedan encontrar más gente que se pueda sumar a esa causa, esta buenísimo. Y que cada lugar que se le da a una acción en Posibl. tiene un llamado a la acción como para que la gente se involucre y podamos cambiar esto