Tipos de cunas

Todo lo que tenés que saber acerca de las cunas

Por Verónica De Martini

Seguramente pensaste que comprar una cuna no era nada del otro mundo… ¡hasta que llegaste a un negocio y te volviste loca! Es que como en todo lo que es producto para chicos hay muchísima variedad para gusto de cada padre.

Lo primero que tenés que saber es que existen cuatro tipos de cunas fundamentales:

Cuna Colecho

Se usa los primeros meses del bebé colocándola junto a la cama de los padre. De esta manera se genera una extensión de tu cama donde el bebé tenga su espacio propio y a la vez este junto a vos. En general suelen tener colchones de tamaños reducidos (0.90 x 0.50 aprox). El tiempo aproximado de uso es de 8 meses, aunque por supuesto dependerá del tamaño del bebé. Existen algunas cunas colecho que se pueden usar como cuna durante el día trasladándolas a diferentes ambientes para tener al bebé contenido, seguro y cerca.

Cuna Colecho 2

Foto: Gentileza Muebles Más Chicos

Cuna Charriot

Se puede usar hasta los dos años y medio aprox. El tamaño del colchón es de 1.20 x 0.60mts. Generalmente se la ofrece con dos alturas de colchón regulable para que en los primeros meses se utilice en la posición más alta y la madre no fuerce su espalda al acostar al bebé. Estas cunas suelen incluir ruedas para su traslado, un cajón opcional debajo para guardar pañales y ropita y la posibilidad de ser mecedoras.

Cuna Charriot2

Foto: Gentileza Muebles Más Chicos

Cuna Americana

Se puede usar hasta los 5 años, el colchón es de 1.40 x 0.80mts. Es de un tamaño considerable sobre todo por el tamaño de sus cabeceras así que necesita un buen espacio en la habitación para colocarla. Las barandas son desmontables y como opcional en muchos lugares podés pedir un cajón de guardado debajo.

Cuna Americana

Foto: Gentileza Muebles Mas Chicos

Cuna Funcional

Seguro que la escuchaste nombrar desde antes de quedarte embarazada, es que este es el modelo más famoso y vendido: Tiene la particularidad de transformarse en una cama para niños y poder seguir usándola durante la adolescencia. Mientras es bebé tiene mucho espacio de guardado que luego serán las mesas de luz. El tamaño del colchón es el mismo que el de la cuna americana.

Cuna Funcional

Foto: Gentileza Muebles Mas Chicos

¿Qué tener en cuenta al comprar una cuna?

Lo más importante es el espacio disponible en la habitación del nuevo integrante de la familia, la idea es que no ocupes todo solamente con muebles. Un error típico es entusiasmarse con varias propuestas y llegado el momento de la instalación te das cuenta de que la habitación quedó mini y no podés atender a tu bebé con comodidad.

Con respecto a los diseños y colores lo ideal es no darle color al mueble porque te condiciona a futuro, si le querés dar algún toque de color se lo podés dar en las manijas por ejemplo. Ojo con el diseño de las cabeceras: si elegís un diseño muy infantil tené en cuenta el crecimiento de tu hijo y que, por supuesto, el diseño también va a tener que ir cambiando. Lo ideal sería entonces buscar un diseño atemporal a las edades del niño (ya seguramente él mismo se encargará de decorarlo más adelante con muñecos o pegando stickers).

Por último es importante que tengas en cuenta el tema de la seguridad: distancia entre barrotes de barandas, cantos redondeados, la altura de las barandas y el sistema de fijación.

Y algunas más…

Muchas mamás prefieren para los primeros meses comprar (o siempre hay alguna tía, abuela, amiga que te presta) un moisés o catre, no hay diferencia entre ellos en cuanto a funcionalidad, la elección de uno u o de otro dependerá de tus gustos. La ventaja es que ocupan menos espacio lo que los hace ideal para los primeros tiempos cuando el bebé duerme en tu habitación y muchas también lo prefieren porque el bebé se siente más cobijado en un espacio más chico.

Por otro lado están las famosas practicunas, si bien uno siempre las asoció para los viajes o para cuando va a dormir a lo de la abuela (se cierran y se abren con muchas facilidad y prácticamente no ocupan espacio en el auto), lo cierto es que muchas mujeres deciden solo tener una practicuna  desde el comienzo: el primer piso para cuando es recién nacido, y a medida que crece ya se le saca el piso adicional y duerme en la cuna hasta que tenga la edad para pasar a una cama común (¡con baranda por supuesto!). Estéticamente no es la opción más linda, pero sí es cierto que es una opción super práctica, incluso hay algunas que incluyen cambiador y lugar de guardado.

Experto consultado: Ing. Sebastián Sombrielle, Director Comercial de Mu+Ch www.mueblesmaschicos.com