Todo sobre el ácido fólico

Te pasamos toda la información acerca de esta vitamina tan importante antes y durante el embarazo.

Por Verónica De Martini

pills-716574_1920

 ¿Qué es?

El ácido fólico es también conocido como Vitamina B9 o Folato. Es una vitamina hidrosoluble que se necesita para la formación de hemoglobina, y como consecuencia, de los glóbulos rojos.

¿Qué previene?

Previene anomalías del cierre del tubo neural (retardo mental, anencefalia, espina bífida), paladar hendido o labio liporino.

También abortos recurrentes, muerte fetal, retardo del crecimiento intrauterino (debajo de percentilo 3 de crecimiento), preeclampsia, eclampsia, desprendimiento de placenta normoinserta.

¿Cuánto tiempo antes de quedar embarazada tengo que empezar a tomarlo?

El ácido fólico es una vitamina que tiene poca estabilidad y biodisponibilidad, por eso es recomendable incorporar a la dieta:

  • Alimentos ricos en ácido fólico como vegetales color verde oscuro (acelga, espinaca, brócoli) y legumbres (lentejas, porotos)
  • Alimentos fortificados con ácido fólico. En nuestro país, desde el 2002, todos los alimentos elaborados con harina de trigo son fortificados con 2,2mg de ácido fólico por cada kilo de harina. Es entonces importante incorporar panes, pastas secas, galletitas.
  • suplementos de ácido fólico. La planificación del embarazo permite que la mujer ingiera 1mg durante al menos 3 meses antes de dejar de utilizar métodos de anticoncepción y hasta al menos la semana 12 de embarazo.

¿Y durante el embarazo?

Durante la gestación –y por eso es relevante la planificación- el consumo adecuado de ácido fólico es muy importante porque esta vitamina es fundamental para el buen desarrollo del sistema nervioso del bebé, especialmente los primeros 20 a 30 días del embarazo, cuando la mujer aún no sabe que está embarazada.

¿Qué pasa si no lo empecé a tomar antes de quedar embarazada?

En teoría se presenta un riesgo mayor de presentar algunas de las complicaciones enumeradas arriba, sobre todo el riesgo de defecto del cierre del tubo neural, paladar hendido o labio leporino, por eso ante el diagnóstico de embarazo si es que no se venía consumiendo con anterioridad se debe arrancar de inmediato, y tranquilizando a la paciente de que, por suerte en la gran mayoría de las veces, si la paciente tiene una alimentación variada y sobre todo rica en harinas rara vez sucede algo.

Expertos consultados: Ignacio Pérez Tomasone, MN114408, coordinador de obstetricia y Lic. Julieta Lupardo, nutricionista de Halitus Instituto Médico www.halitus.com